English
Espaņol
Logo
Home
Es alarmante cuan frecuentemente las empresas se niegan a pagarles a sus empleados todo el dinero que ganaron y que les corresponde.

• El robo de salarios sucede cuando las empresas:
• Se niegan a pagarles a sus empleados por lo menos el salario mínimo.
• Rehúsan pagarles una vez y media el salario habitual por cada hora extra que trabajan más allá de 40 horas en una semana.
• Pagan las horas extras a la misma tasa por hora que las horas normales.
• Obligan a los empleados a trabajar horas fuera de su horario habitual sin pagarles.
• Obligan a los empleados a trabajar durante las horas para comer o de descanso.
• Catalogan incorrectamente a los empleados como asalariados y por lo tanto eximidos de remuneración por horas extras.
• No les pagan el salario mínimo a aquellos empleados que reciben propinas.
• Obligan a aquellos empleados que reciben propinas a compartirlas (a través de un fondo común de propinas) con gerentes u otros empleados que normalmente no reciben propinas (por ejemplo, cocineros, lavaplatos, conserjes, etc.).
• Tratan a sus empleados como contratistas independientes y les niegan el salario mínimo y no les pagan las horas extras que trabajan.
• Exigen que los empleados estén de guardia pero no les remuneran el tiempo que están de guardia.
BRANDT P. MILSTEIN
2400 BROADWAY, SUITE B BOULDER, CO 80304
Phone 303.440.8780 Fax 303.957.5754
Brandt@MilsteinLawOffice.com
“Dado que casi todas las cosas buenas son el producto de la labor, todo lo que se relacione con el derecho a las mismas, le pertenece a aquéllos cuyo trabajo lo ha producido. Pero en cada época del mundo ha sucedido que algunas personas han laborado y otras han disfrutado la mayor parte del fruto de dicha labor, sin haber trabajado.
Esto es injusto y no debe continuar. Garantizarle a cada trabajador el producto total de su labor, o lo más que sea posible, es la meta más noble de un buen gobierno.”
-Abraham Lincoln, 1847



© Copyright 2021. All rights reserved.
login=