English
Espaņol
Logo
Home
Es alarmante cuan frecuentemente las empresas se niegan a pagarles a sus empleados todo el dinero que ganaron y que les corresponde.

• El robo de salarios sucede cuando las empresas:
• Se niegan a pagarles a sus empleados por lo menos el salario mínimo.
• Rehúsan pagarles una vez y media el salario habitual por cada hora extra que trabajan más allá de 40 horas en una semana.
• Pagan las horas extras a la misma tasa por hora que las horas normales.
• Obligan a los empleados a trabajar horas fuera de su horario habitual sin pagarles.
• Obligan a los empleados a trabajar durante las horas para comer o de descanso.
• Catalogan incorrectamente a los empleados como asalariados y por lo tanto eximidos de remuneración por horas extras.
• No les pagan el salario mínimo a aquellos empleados que reciben propinas.
• Obligan a aquellos empleados que reciben propinas a compartirlas (a través de un fondo común de propinas) con gerentes u otros empleados que normalmente no reciben propinas (por ejemplo, cocineros, lavaplatos, conserjes, etc.).
• Tratan a sus empleados como contratistas independientes y les niegan el salario mínimo y no les pagan las horas extras que trabajan.
• Exigen que los empleados estén de guardia pero no les remuneran el tiempo que están de guardia.
BRANDT P. MILSTEIN
1123 SPRUCE STREET, SUITE 220 BOULDER, CO 80302
Phone 303.440.8780 Fax 303.957.5754
Brandt@MilsteinLawOffice.com
“Dado que casi todas las cosas buenas son el producto de la labor, todo lo que se relacione con el derecho a las mismas, le pertenece a aquéllos cuyo trabajo lo ha producido. Pero en cada época del mundo ha sucedido que algunas personas han laborado y otras han disfrutado la mayor parte del fruto de dicha labor, sin haber trabajado.
Esto es injusto y no debe continuar. Garantizarle a cada trabajador el producto total de su labor, o lo más que sea posible, es la meta más noble de un buen gobierno.”
-Abraham Lincoln, 1847



© Copyright 2018. All rights reserved.
login=